China

15 días por China (VI) Shanghai | El mundo contigo

Día 5 – 8: Shanghai

Ha llegado el momento de aterrizar en Shanghai, llegamos muy tarde, sobre las 23:30, así que intentamos ir sin perder mucho tiempo directas al hostal, que se encuentra en la zona de la concesión francesa, muy recomendable por cierto.

Día 6, necesitamos café sí o sí, tenemos la suerte de que a 3 minutos tenemos un Starbucks (benditas franquicias, las acabas echando mucho de menos), así que a partir de ahora nuestros desayunos serán ahí.

Rápidamente nos ponemos en marcha, hoy tenemos varios lugares que visitar y Shanghai es gigante (no dudamos en movernos en metro, sin duda el mejor transporte y el más barato), así que… ¡En marcha!

Vamos a visitar el Templo de Buda de Jade (20 yuan)

Acude mucha gente a rezar.

Es un tempo activo, así que tuvimos la oportunidad de ver a los budistas con sus rutinas diarias.

Tras ir al templo, nos dirigimos a conocer un poco el centro, vamos en dirección a People’s Square, la verdad que es una plaza gigante, con una parte con chorros de agua que salen del suelo (es una risa quedarte un rato viendo a los niños jugando por ahí), tiene unos jardines preciosos con un ambiente muy bueno.

Decidimos que hoy era un día de andar, así que después de comer seguimos conociendo diferentes barrios, atravesamos andando un hutong, recomendamos mucho ver algúno que otro en Shanghai, ya que puedes apreciar el contraste de la gran ciudad con las concentraciones de casas pequeñas, son un poco desastre, con la ropa tendida por toda la calle.

Conocimos la calle de Nanjing Road, es un auténtico caos con miles de personas caminando, hay un sinfín de sitios para tomar algo, hay centros comerciales… muchísimas cosas para hacer.

En esa misma calle cogimos un metro hacia la parada del Museo de la Ciencia y la Tecnología, queríamos entrar en uno de los mercados de imitación, es justo en parada al pasar los tornos antes de salir donde te encuentras con las entradas a los mercadillos, uno es más grande que otro, pero hay lo mismo en los dos.

¡Ha llegado el momento de la locura y el regateo! La primera norma que debes saber es que tu primera contraoferta es el precio que te digan / 4, ese es tu punto de partida para regatear, seguramente te dirán que no, pero en ese momento dices convencido que no y te vas yendo poco a poco, mientras andas lentamente separándote de su tienda te va ofreciendo precios que se acercan más a lo que quieres, pero tú sigue andando, a la que hace 3, te dice de lejos ‘¡OK, OK! te lo dejo por X’ y entonces ya te giras contento y dices, ¡vale!.

Hay veces que el precio inicial puede ser incluso / 5 de lo que ellos te proponen inicialmente. Sí que al final no te puedes pasar tampoco, porque ellos no son tontos… pero en zapatillas, mochilas… prueba a decir como precio inicial 80 yuan, total… venden lo mismo en la mayoría de puestos, si no lo consigues en uno, lo conseguirás en otro.

Se nos fue el tiempo en este mercadillo, ¡es un vicio eso de regatear!

Al final del día hicimos parón cerca del hostal para tomar una Paulaner fría, ¡nos lo habíamos merecido!

Comienza el día 7, hoy queremos visitar la zona financiera conocida como Pudong y si podemos, subir en alguna de las torres altas, pero lo decidiremos una vez allí.

Hay varias opciones… aunque nosotras barajábamos solo 2, La Torre de la Perla y La Torre de Shanghai, tras buscar en internet y hacer diferentes valoraciones, elegimos la segunda opción. Si queréis saber cómo fue nuestra visita, lo explicamos en el post “La Torre de Shanghai“.

Torre de la Perla

Torre de Shanghai (derecha)

Después de comer, nuestra intención era ir a la otra parte para ver mientras atardecía/anochecía la iluminación de estos rascacielos desde la otra parte del río Huangpu, lo que se conoce como El Bund.

Puedes ir o andando o con un pequeño vagón subterráneo, lo llaman Bund Sightseeing Tunnel, donde mientras lo atraviesas hay una especie de animación de colores.

Si os somos sinceras… os podéis saltar esta parte e ir andando, no es nada del otro mundo…

Por fin llegamos a la otra parte y es impresionante, pudimos ver desde atardecer al anochecer, ¡de lo más bonito que hemos visto en el viaje!

Día 8, hoy sí que es nuestro último día, por la tarde cogemos un tren que nos lleva de vuelta a Pekin (tren bala en 5 horas) y de ahí al aeropuerto en dirección Barcelona.

Ya que nuestro hostal esta en el barrio de la concesión francesa, nos hemos reservado esta última mañana para concerlo un poco más, recomiendo mucho visitar este barrio, es una zona donde hay galerías de arte y un ambiente mucho más bohemio, tiene un mercadillo entre callecitas muy chulo donde estuvimos nuestras últimas horas, se conoce como Tianzifang, ahí encontraréis diferentes tiendas, los artículos que se venden ahí son más artesanales y no está tan instalado el tema del regateo, algo se puede (porque estamos en China), pero muy leve y en muchos sitios no lo aceptan.

En fin, ¡esto es todo amigos! Esperamos que os haya ayudado nuestro viaje a China para coger ideas, o resolver algunas dudas que tuvierais.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s